TESTIMONIOS

Nuestra mayor recompensa es saber que las familias a las que atendemos en estos momentos tan dolorosos tienen, a pesar de las delicadas circunstancias en las que se encuentran, el detalle de dedicarnos palabras de agradecimiento