¿Cómo son los servicios funerarios en otros países?

Servicios funerarios en otros países

Los servicios funerarios varían en función del país donde se contratan. El rito funerario es diferente en cada país al estar muy arraigado a las creencias, religión y cultura de sus habitantes. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias en torno a la muerte en el mundo?

La muerte, en la mayoría de las culturas, siempre ha estado relacionada con la religión o con la creencia de que algo más nos espera al otro lado. Un dios, la tierra prometida, la vida plena, un nuevo estado del ser, hay varios finales para esta vida terrenal. La muerte ha significado un antes y un después que no todas las personas “celebran” igual. En algunas partes del mundo, la muerte es símbolo de festejo, alegría y celebración. En otras, en cambio, el funeral significa la pérdida de un ser querido y el rito adopta un tono triste marcado por el dolor ante el adiós de alguien a quien se quiere.

 

Hacemos un repaso por 4 servicios funerarios que te harán reflexionar sobre el sentido de la vida y la muerte.

 

  1. Japón. Un país de tradiciones.

Los servicios funerarios en el país nipón se definen en su mayoría por estar basados en la tradición budista. El rito funerario tiene una estructura en el tiempo muy similar a la cristiana en España, pero sí que hay algunas diferencias.

 

  • Los amigos de los familiares del difunto entregan un sobre con dinero como señal de respeto. Este dinero ayuda a sufragar parte del servicio.
  • La cremación es obligatoria.
  • Se prepara un pequeño altar con una gran foto al frente que recuerde a la persona fallecida.
  • El ataúd se coloca de forma que la cabeza del difunto siempre mire al norte, siguiendo la tradición Feng Shui.
  • Amigos y familiares del difunto velan el cuerpo hasta el amanecer.

 

  1. China. Un entierro cargado de simbolismo.

En la cultura china la muerte no es el final, creencia arraigada principalmente en el taoísmo. Se basa principalmente en la armonía que existe entre cuerpo y espíritu. El funeral está cargado de símbolos. Estos son algunos de ellos.

 

  • La casa donde se va a realizar el velatorio debe tener cubiertos todos los espejos, para que ningún invitado vea reflejado al difunto, señal de mal augurio.
  • El rojo es símbolo de mal augurio para el difunto, ya que podría convertirle en fantasma
  • La vestimenta de los invitados al sepelio puede ser de color blanco o negro.
  • Cuando se cierra el ataúd para finalizar la ceremonia, los invitados deben voltearse ya que se considera mala suerte no hacerlo.
  • Están prohibidas las sonrisas o mostrar felicidad en cualquier caso.

  1. India. La reencarnación como final y principio

La creencia hindú se basa en la reencarnación. Esto quiere decir al fallecer, el cuerpo se separa del espíritu y este se convierte en otro ser vivo, que no siempre tiene porqué ser humano. Es por esto que el trato a cuerpo sin vida cobra especial importancia.

 

  • El color de la vestimenta del difunto varía en función de si es hombre o mujer, o si era soltera o no.
  • El cuerpo se puede adornar con joyas.
  • El difunto es transportado en camilla hacia el lugar de la cremación.
  • En el momento de la cremación las joyas y adornos son retirados.
  • Las cenizas son esparcidas en el río.
  • El luto está prohibido y el llanto excesivo no está bien visto porque esto podría dificultar el proceso de reencarnación.

  1. Sudáfrica. La vida se celebra también en la muerte.

La tradición sudafricana marca la alegría frente a la muerte de un familiar, es un momento para celebrar la vida. El funeral se caracteriza por los cantos, alabanzas y discursos de los presentes. El servicio funerario suele realizarse en la región donde la persona nació y la ceremonia dura varios días en convivencia.

 

  • De todos los eventos sociales para una persona, el funeral es el más importante y para los familiares y amigos, por lo tanto, significa acudir a una fiesta.
  • La música gospel es la protagonista en el funeral. Para los sudafricanos esta música, que es la palabra de Dios, eleva el espíritu y levanta el ánimo.

 

Los servicios funerarios de todo el mundo tienen en común una cosa, ayudar a la familia del difunto a celebrar como deseen la despedida de su ser querido. La cultura, las tradiciones ancestrales, las creencias y sobre todo la religión son las que marcan las diferencias entre un tipo de funeral u otro. Ningún rito funerario es mejor o peor que otro. El adiós a un ser querido siempre tiene como denominador común el respeto hacia la persona fallecida y su familia.

 

La muerte en definitiva es un paso más en nuestro camino en la tierra.